Mejillón Negro y Verde

Mejillón Negro y Verde
De la familia de los Mitílidos, son moluscos bivalvos con un tamaño de 8-15 cm, poseen dos conchas o valvas estriadas, alargadas, semicirculares en un extremo y puntiagudas en el opuesto, similares y de bordes lisos.

Presentacion:

Peso:

    De la familia de los Mitílidos, son moluscos bivalvos con un tamaño de 8-15 cm, poseen dos conchas o valvas estriadas, alargadas, semicirculares en un extremo y puntiagudas en el opuesto, similares y de bordes lisos. Estas conchas quedan unidas por una charnela que les permite su apertura para que entre el agua y alimentarse. Comúnmente, el exterior de las valvas se encuentra colonizado por briosos o gusanos. Posee un pie muy musculoso donde se ubica el biso (filamentos que le ayudan a asirse a las rocas en su hábitat natural o a las bateas si son cultivados). Quedan dentro de los filibranquios, ya que sus branquias muestran filamentos o ramificaciones en manojos similares a pelos.

        Sus tonalidades son el azul oscuro (casi negro) de su concha y el blanquecino-anaranjado de la carne.

        Variedades

        En los mercados españoles se pueden encontrar otras especies de mejillones, incluso algunos denominados “invasores”, de agua dulce:

        Mejillón rubio o mediterráneo (Mytilus galloprovincialis). Uno de los más importantes para el consumo, ya que incluso dispone de una Denominación de Origen en Galicia. Su tamaño puede alcanzar los 8 cm de largo. Una especie muy invasora que ha desplazado al mejillón común de las costas del Atlántico y Mediterráneo.

        Mejillón de labio verde. Procede de Nueva Zelanda.

        Dátil de mar. Su forma alargada determina su nombre. Proviene de Portugal.

        Mejillón californiano (Mytilus californiensi). Desde las costas del Pacífico hasta el sur de Alaska.

        Mejillón barbudo (Modiolus barbatus). Mar Mediterráneo y Atlántico. Su barba (el biso) puede llegar a medir 6 cm y posee color oscuro.

        Mejillón bastardo o gran mejillón (Modiolus modiolus). Su calidad gastronómica es menor que la del resto de especies, pero su tamaño es mayor.

        Mejillón cebra (Dresissema polymorpha). Algunos ríos y embalses españoles están siendo colonizados por estos ejemplares, destruyendo ecosistemas acuáticos y amenazando la vida de otras especies autóctonas, ya que consumen su alimento rompiendo el equilibrio natural. En la actualidad son tratados como una plaga en el río Ebro.

        Hábitat, alimentación y reproducción

        El hábitat natural del Mejillón común son las rocas de acantilados próximos a la costa, a las que se adhieren a través del biso. Se reproducen en las costas que baña el océano Atlántico (tanto en Sudamérica como en Europa) y en el litoral Mediterráneo, donde es cultivado desde época romana. Pasa por especie gregaria, ya que suele fijarse a las rocas formando grupos donde las larvas se desarrollan con seguridad.

        Se alimentan a base de fitoplancton, que consiguen por filtración de agua (hasta 8 litros a la hora), al igual que otros bivalvos como la almeja y el berberecho.

        En la reproducción, el mejillón macho vierte sus espermatozoides al agua y estos fecundan los óvulos en el interior de las hembras. Las larvas, tras unos días de vida pelágica en la que completan su desarrollo, se fijan a las rocas mediante el biso.

     El mejillón, al igual que otros moluscos bivalvos, contiene muy poca cantidad de grasa (entre el 0,5 y el 2%), aportando de 67-68 calorías por cada 100 gramos de porción comestible, además de resultar una fuente de proteínas. Estas cantidades siempre dependen de su método de elaboración ya que no aportan las mismas grasas los mejillones cocidos que los Tigres (con bechamel y rebozados). Entre las vitaminas destacan las del grupo B como la B1 o tiamina, B2 o riboflavina, B6 o piroxina, y B12. Sobresalen en su composición minerales como el yodo, hierro, calcio, sodio, fósforo y magnesio.